SOY ABUELO Y SUS CENTROS DE BIENESTAR DEL ANCIANO TIENEN COMO FILOSOFÍA:

La atención a los residentes es la prioridad y  la misión de la institución y su personal es mejorar la calidad de servicios y vida del adulto mayor.

Toda persona que labore dentro de nuestra institución debe de demostrar en su conducta y trabajo, el respeto y gusto por el anciano.

Expresarse con respeto, cariño, claridad y alta tolerancia a las personas de la tercera edad.

Autocontrol del temperamento especialmente en situaciones difíciles de crisis de pacientes con depresión o psicosis por irritantes o provocativas que estas sean.

El ser cortes y tolerante no implica absoluta  permisibilidad a que los ancianos hagan o dejen de hacer actos que atenten contra su estabilidad, sensibilidad y salud propia y de terceros.

Reportar, decir y escribir siempre la verdad. Una mentira o alteraciones de la información pueden hacer que un médico o la administración tomen decisiones equivocadas que pongan en riesgo la salud y los servicios.

Los responsables del trato directo a clientes y familiares responsables deben de ser atentos y pacientes en escuchar los problemas, quejas , sugerencias, peticiones que quieran hacer ; sin limitarlos ni interrumpirlos, y al final ofrecerles alternativas de solución en un margen de tiempo congruente a lo planteado.

Eliminar el vocabulario el uso de palabras y expresiones  inapropiadas, humillantes, agresivas, irrespetuosas, violentas que alteren la estabilidad emocional de los abuelos y empleados.

Evitar gritos y llamados a gritos, sonidos y música inapropiada en decibles no permisibles para el anciano.

En todo momento pensar en los intereses y gustos de los ancianos sobre de los propios, siendo estos muy diferentes a la de los adultos, jóvenes y niños.

No emplear juicios propios en ninguna toma de decisión de los servicios y mucho menos en acciones médicas. Todas las acciones deben de estar fundamentadas, en los objetivos, valores, recursos e intenciones de la institución, aunque estos estén en oposición con los personales.

Todo el personal debe de considerar que su acción a favor de personas de la tercera edad además de ser su trabajo es un compromiso en apoyo social, por lo que su actitud y dedicación  en el trabajo no debe limitarse  al cumplimiento estricto de sus funciones básicas; debe de mantener una  visión amplia y de criterio sobre de la calidad y cantidad de acciones que haga a favor de los ancianos.

No realizar ofrecimientos ni publicidad de servicios o productos ajenos a los que la institución ofrece.

Considerando que todos vamos para ancianos y que todos vamos a requerir alguno de los servicios que esta institución ofrece, en la medida en la que los mejoremos, mejoramos para nosotros y nuestros seres queridos la calidad de la atención.

 

                                                                                                                                                                                                     
VALORES

Respeto mutuo- La interacción con los demás conlleva a no rebasar la libertad del otro; es decir, respeto a las normas y a los diferentes compañeros de trabajo,  encontrando puntos comunes y sacrificios para el bien común

Honradez- Actuar siempre con principios éticos. No mentir No inculpar a los demás No robar No engañar.

Lealtad-Compromiso con la vida institucional y, en la adversidad, defender con pasión y fidelidad su esencia. Poner a favor de la vida institucional capacidad, entusiasmo, devoción, colaboración noble y desinteresada.

Tolerancia- Admitir las diferencias personales, sin caer en la complacencia de errores en las decisiones y actuaciones incorrectas; reconocer que los demás pueden tener concepciones diferentes a las propias, lo que posibilita el conocimiento conjunto y la convivencia armónica

Responsabilidad -Es la virtud asociada con la obligación que se tiene de cumplir con todas las actividades cotidianas, que a la vez induce a hacer bien las cosas y cumplir las expectativas e incluso superarlas. Todo esto implica enfrentar el resultado de las acciones y las decisiones que se tomen

Compromiso -Con la vida institucional, con el trabajo y, sobre todo, con el ser humano, con el paciente, su familia y su entorno.

Integridad- Cualidad de rectitud y honestidad en el comportamiento del individuo; se refiere a actuar de manera congruente, sin engaños, ni falsedades o hipocresías

Confidencialidad- Guardar reserva de hechos o información de los que se tenga conocimiento con motivo o en ocasión del ejercicio de las funciones, sin perjuicio de los deberes y las responsabilidades que le correspondan.

Amabilidad-Actitud de agrado,   complacencia y delicadeza en el trato con los residentes y familiares. Calidez en el trato en todo momento.

Alegría-Promover sentimientos gratos y vivos en los residentes producidos por un motivo placentero que el conociemiento de la persona y sus gustos nos dan y que por lo común, se manifiestan con signos externos como sonrisas, miradas especiales, etc.

Dignidad y calidad de vida al anciano- Respeto a las limitaciones del adulto mayor, apoyo para ejecutarlas y discreción.
 

Limpieza- Tanto la higiene básica, como el cuidado y la limpieza de todas las áreas estan incluidos en las tareas rutinarias del personal como hábitos diarios.




Modify Website

© 2000 - 2011 powered by
www.doteasy.com